Utilizamos cookies para mejorar nuestros servicios. Si continúas navegando, entendemos que aceptas su uso. Más información x Cerrar

Carta del Fundador a los futuros Mecenas

Queridos amigos:

Es mi voluntad donar para el auditorio de la Fundación Francis Chapelet, con sede en Abarca de Campos, el órgano que estamos construyendo entre todos.
Este órgano es para mí muy especial. Con su construcción cumplo con uno de mis mayores sueños, rescatar de mi memoria una de las vivencias que más me marcó en mi juventud, el órgano de Covarrubias, que ahora tendrá una réplica de su fachada en una nueva sede, la del auditorio de Abarca de Campos.

Es en Abarca donde he disfrutado muchos momentos de paz y de felicidad  y donde tantas veces me he encontrado a mí mismo. Es por este motivo para mí un honor legar este órgano que simboliza mi trayectoria profesional como organista. Es un instrumento que incorpora el saber de muchos amigos y, a su vez, profesionales del mundo del órgano que proceden de muchos de mis viajes y conciertos en los países por los que más he transitado y que me son tan próximos como Francia (mi país natal), España e Italia.

Los motivos para abrir una campaña de mecenazgo son importantes, quizá no tanto en lo económico sino en lo afectivo y lo que pueda llevar aparejado. De esta manera el órgano siempre contará con vuestro apoyo, el de mis amigos, amantes de la música y del patrimonio organístico, y es realmente esta parte la que más me interesa y me entusiasma. Abrir esta red de mecenas que compartan mi proyecto, el proyecto de la Fundación Francis Chapelet, haceros partícipes en mi mayor ilusión, en mi sueño. De esta manera, quiero procurar que sea un proyecto participativo, en el que las personas que aman el patrimonio protejan y cuiden de este órgano, que sea querido por todos. Esto garantizará su supervivencia, cuidado y mantenimiento para las futuras generaciones y una parte de vosotros resonará entre sus tubos a través del tiempo para el infinito y la música de las esferas.

Francis Chapelet

Abarca de Campos, Diciembre de 2014

Francis Chapelet