Utilizamos cookies para mejorar nuestros servicios. Si continúas navegando, entendemos que aceptas su uso. Más información x Cerrar
Mostrar Menú General

Estatutos de la Fundación

TÍTULO PRIMERO

ARTÍCULO 1º.- DENOMINACIÓN Y NATURALEZA.-
La FUNDACIÓN FRANCIS CHAPELET se constituye por voluntad de Don Francis Chapelet y D. Luís Arranz Adrados, mediante escritura otorgada en *.

ARTÍCULO 2º.- PERSONALIDAD Y CAPACIDAD.-
Una vez inscrita en el Registro de Fundaciones de Castilla y León, la Fundación tiene personalidad jurídica y plena capacidad de obrar.

ARTÍCULO 3º.- RÉGIMEN JURÍDICO.-
La Fundación se regirá por las disposiciones legales vigentes, por la voluntad de los fundadores manifestada en estos Estatutos y en la escritura fundacional y por las normas y disposiciones que establezca el Patronato, por mayoría de dos tercios de sus miembros, en interpretación y desarrollo de las mismas.

ARTÍCULO 4º.- DOMICILIO.-
El domicilio de la Fundación, y sede del Patronato radica en Abarca de Campos (Palencia), Calle Mayor, s/n..
El Patronato podrá acordar el cambio de domicilio por mayoría de dos tercios de sus miembros, promoviendo la correspondiente modificación de Estatutos. Dicha modificación deberá efectuarse con las formalidades establecidas en la legislación vigente y se comunicará de forma inmediata al Protectorado. Habrá de ser inscrita en el Registro de Fundaciones.

ARTÍCULO 5º.- ÁMBITO TERRITORIAL DE ACTUACIÓN.-
La Fundación desarrollará sus actividades principalmente en el ámbito territorial de Castilla y León, centrándose, en primer lugar, en la comarca de la “Tierra de Campos Palentina”, provincia de Palencia y resto de las provincias que constituyen la Autonomía de Castilla y León

ARTÍCULO 6º.- FINES Y ACTIVIDADES:
La Fundación tiene por objeto la recuperación, conservación y promoción de los órganos del ámbito territorial de actuación, señalado de acuerdo con en el artículo 5º de estos Estatutos, así como de su música; para lo cual podrá llevar a cabo todo tipo de actividades que se relacionen con el fin anteriormente mencionado, señalando a título enunciativo y no limitativo: investigaciones técnicas e históricas sobre los citados instrumentos, los organeros que los construyeron y los organistas que los han tocado; restauraciones, reparaciones, mantenimiento y afinación de los órganos; promoción de los mismos, dentro o fuera del territorio, realizando conciertos, audiciones, conferencias, cursos, seminarios, academias, etc.; ayudas a jóvenes organistas, facilitando económicamente sus estudios y procurándoles los instrumentos para su formación; mantenimiento del patrimonio de la fundación, constituído por una casa y diversos órganos; tendrá también entre sus objetivos, la creación de un Centro de Estudio del Órgano en la Tierra de Campos Palentina, consistente en un Auditorio, Taller de Organería, Aulas , Servicios, y Escuela de Órgano y Organería, etc.
El Patronato determinará, por mayoría de dos tercios de sus miembros, las actividades que debe realizar en cada momento la Fundación para el mejor cumplimiento de sus fines.

ARTÍCULO 7º.- BENEFICIARIOS.-
La determinación de los beneficiarios de las actuaciones de la Fundación se llevará a cabo por el Patronato, con criterios de imparcialidad y no discriminación, de acuerdo con las siguientes reglas:
* Las personas físicas o jurídicas propietarias de los Órganos Históricos que formaron parte de la “Academia de Órgano Ibérico en Tierra de Campos” (Abarca de Campos, Fuentes de Nava, Paredes de Nava, Frechilla, Autillo de Campos, Capillas, Castromocho, Boadilla de Rioseco y Ampudia).
* Las personas físicas o jurídicas propietarias del resto de los Órganos Históricos de la “Tierra de Campos Palentina”.
* Las personas físicas o jurídicas propietarias del resto de los Órganos Históricos de la provincia de Palencia.
* Las personas físicas o jurídicas propietarias del resto de los Órganos Históricos de la Autonomía de Castilla y León.
* Estudiantes de Órgano, de la futura Escuela de Órgano de la Fundación
* Estudiantes de Órganería, de la futura Escuela de Organería de la Fundación.
Los beneficiarios citados en los cuatro primeros incisos de este artículo, deberán destinar exclusivamente la ayuda que reciban de la Fundación a los fines concretos que, de acuerdo con el objeto perseguido por la Fundación, se especifiquen en cada caso por el Patronato de la misma.

ARTÍCULO 8º.- DESTINO DE RENTAS E INGRESOS.-
A la realización de actividades dirigidas al cumplimiento de los fines deberá destinarse, al menos, el 70% del importe neto de las rentas e ingresos de cualquier tipo que obtenga la Fundación.
El resto de dichas rentas e ingresos se destinará al pago de los gastos del Patronato y a la realización de inversiones para incrementar el patrimonio fundacional.
El importe de los gastos del Patronato no podrá ser superior, en ningún caso, al 10% de los ingresos o al porcentaje que se fije reglamentariamente.
El Patronato podrá incrementar el porcentaje de las rentas e ingresos que debe destinarse a la realización de actividades para el cumplimiento de los fines hasta el 100%, deducidos los gastos de administración.
La aplicación de los porcentajes señalados en los párrafos anteriores podrá llevarse a cabo en el plazo establecido en la Ley de Fundaciones de Castilla y León.

TÍTULO SEGUNDO

ARTÍCULO 9º.- ÓRGANO DE GOBIERNO.-
El Patronato es el órgano de gobierno, representación y administración de la Fundación, y cumplirá las funciones que le corresponden con sujeción a lo dispuesto en el ordenamiento jurídico y en los presentes estatutos.
El Patronato podrá delegar sus facultades en uno o más de sus miembros, salvo las referidas a los siguientes supuestos: a) interpretación y modificación de los Estatutos; b) aprobación de memorias, planes de actuación, cuentas anuales y presupuestos de la Fundación; c) establecer Reglamentos de régimen interior de los centros que, en su caso, gestione la Fundación; d) establecimiento de las reglas para al determinación de los beneficiarios de la Fundación, cuando tenga atribuida esta facultad el Patronato; e) extinción de la Fundación; f) fusión con otra u otras fundaciones; g) otorgamiento de poderes, y h) adopción de acuerdos o realización de actos que requieran autorización o ratificación del Protectorado.

ARTÍCULO 10°.- COMPOSICIÓN DEL PATRONATO. (modificado ante notario el 17 de Octubre de 2014)

El Patronato estaré compuesto por un mínimo de seis y un máximo de doce patronos, que podrán ser personas físicas o jurídicas, y que serán los siguientes:

a) Los fundadores, Don Francis Chapelet y Don Luís Arranz Adrados.
b) La Universidad de Valladolid.
c) El Conservatorio Profesional de Música de Palencia.
d) La Asociación Cultural “Tadeo Ortega”, domiciliada en Abarca de Campos.
e) Tres patronos designados por los fundadores en la Escritura de Constitución, por cinco años reelegibles, de acuerdo con el articulo 14″
f) Cuatro patronos designados por el Patronato, por mayoría de dos tercios de sus miembros, a propuesta de ¡os Fundadores, o, en caso de fallecimiento o incapacidad de estos, a propuesta de cualquiera de los Patronos; los as¡ designados lo serán por un mandato de cinco años, pudiendo ser reelegidos.

Las personas jurídicas designadas en los apartados b), c), y d) anteriores designarán a la persona física que haya de actuar en representación de cada una de ellas.

ARTÍCULO 11º.- ESTRUCTURA DEL PATRONATO.-
Los miembros del Patronato designarán entre ellos un Presidente y un Secretario, pudiendo designar también un Vicepresidente-

ARTÍCULO 12º.- DISTRIBUCIÓN DE FUNCIONES.-
1.- Corresponde al Presidente del Patronato presidir las reuniones del mismo y dirigir sus debates, así como la representación de la Fundación ante todo tipo de personas o entidades, salvo en aquellos supuestos concretos en que el Patronato delegue dicha representación en alguno de sus miembros u otorgue poder notarial al efecto, específico o genérico.
2.- Son funciones del Vicepresidente –si lo hubiere-: a) sustituir al Presidente en caso de ausencia, enfermedad o vacante; b) participar en las reuniones del Patronato con voz y voto; c) cualquier otra que le sea encomendada por delegación.
3.- Son funciones del Secretario: a) custodia de toda la documentación de la Fundación; b) levantar las actas de las reuniones del Patronato; c) expedir certificaciones, con el visto bueno del Presidente, sobre el contenido de dichas actas; d) cualquier otra función que le sea encomendada por delegación.
4.- Los demás miembros del Patronato ostentan la condición de vocales y les corresponde, además de la participación con voz y voto en las sesiones, el ejercicio de las funciones y competencias que les sean encomendadas por delegación.

ARTÍCULO 13º.- ACEPTACIÓN DE LOS CARGOS EN EL PATRONATO.-
La aceptación expresa de sus cargos es requisito previo indispensable para que los miembros del Patronato puedan comenzar el desempeño de las funciones que les correspondan en el mismo.
Dicha aceptación podrá efectuarse mediante documento público, en documento privado con firma legitimada por Notario, mediante comparecencia realizada en el Registro de Fundaciones de Castilla y León; y las aceptaciones que se produzcan después de constituido el primer Patronato podrán efectuarse en una sesión del propio Patronato quien lo acreditará ante el Protectorado y el Registro de Fundaciones mediante certificación expedida por el Secretario con el visto bueno del Presidente.
La aceptación de los cargos deberá notificarse al Protectorado para su conocimiento e inscripción en el Registro de Fundaciones, acompañando el documento original en que se haya formalizado.

ARTÍCULO 14º.- DURACIÓN DEL MANDATO.-
Los Patronos que no lo sean por razón de su cargo en otras instituciones, o hayan sido nombrados con carácter vitalicio o indefinido desempeñarán sus funciones durante cinco años, pudiendo se reelegidos.

ARTÍCULO 15º.- SUSTITUCIÓN TEMPORAL DE LOS MIEMBROS DEL PATRONATO.-
Los cargos del Patronato deberán ejercerse personalmente, salvo que lo sean por razón de su cargo en otras instituciones, en cuyo caso podrá actuar en su nombre la persona a quien corresponda la sustitución en dicho cargo.
En caso de ausencia o enfermedad o vacante del Presidente, sus funciones serán realizadas por el Vicepresidente, salvo que lo fuere por razón de su cargo en otra institución, en cuyo caso le sustituirá la persona a quien corresponda la sustitución en el cargo por razón del que es miembro del Patronato.- Si no hubiere Vicepresidente, le sustituirá el vocal que los miembros del Patronato designen por mayoría simple.
En caso de ausencia, enfermedad o vacante del Secretario, sus funciones serán desempeñadas por el vocal que los miembros del Patronato designen por mayoría simple.

ARTÍCULO 16º.- CESE Y SUSPENSIÓN DE LOS PATRONOS.-
El cese de los Patronos de la Fundación se producirá por muerte o declaración de fallecimiento, renuncia comunicada con las debidas formalidades; incapacidad, incompatibilidad o inhabilitación de cuerdo con lo establecido en la Ley; resolución judicial; cese en el cargo en virtud del cual fueron nombrados miembros del Patronato; y, en los supuestos de incumplimiento de sus funciones como patronos, de falta de diligencia en las mismas o de actuaciones que perjudiquen el interés y prestigio de la Fundación, por acuerdo del Patronato, adoptado por mayoría de dos tercios de sus miembros, a propuesta de los Fundadores y previo procedimiento formal en que se preste audiencia a los patronos afectados. Cuando faltaren los fundadores, tal propuesta podrá ser formulada conjuntamente por tres patronos.

ARTÍCULO 17º.- RENUNCIA A LA CONDICIÓN DE PATRONO.-
La renuncia a la condición de miembro del Patronato no exime de las responsabilidades en que el interesado pudiere haber incurrido durante su mandato, y puede efectuarse:
– Ante el propio Patronato, en sesión ordinaria o extraordinaria.
– Mediante documento público.
– En documento privado con firma legitimada por Notario.
– Mediante comparecencia realizada al efecto en el Registro de Fundaciones de Castilla y
León.
La renuncia tendrá eficacia desde que el Patronato tenga conocimiento fehaciente, y se comunicará al Protectorado para su conocimiento, y deberá inscribirse en el Registro de Fundaciones de Castilla y León.

ARTÍCULO 18º.- VACANTES DEL PATRONATO.-
Las vacantes que se produzcan por cese de patronos designados en la escritura de constitución de la Fundación, se cubrirán mediante nombramientos efectuados al efecto por los Fundadores. A falta de estos, y en los restantes supuestos, dentro del número máximo previsto en el artículo 10º, los nombramientos se efectuarán por el Patronato, en los términos del apartado g) del citado artículo 10º.

ARTÍCULO 19º.- REUNIONES DEL PATRONATO Y SU CONVOCATORIA.-
El Patronato se reunirá, al menos, dos veces al año y tantas veces como sea preciso para la buena marcha de la Fundación.
Las reuniones serán convocadas por el Presidente, bien por iniciativa propia o a petición de un tercio de los miembros del Patronato.
La convocatoria se comunicará a los miembros del Patronato con una antelación de cinco días, como mínimo, y en ella deberá constar el lugar, día y hora de la celebración, así como el “Orden del Día” previsto, pudiendo incluir una segunda convocatoria para el supuesto de que no haya quórum suficiente para celebrar la sesión, emplazando a los miembros del Patronato para reunirse media hora después de la señalada en primera convocatoria.
Estando presentes todos los Patronos, podrán acordar por unanimidad la celebración de una reunión del Patronato, en cuyo caso no será necesaria convocatoria previa.

ARTÍCULO 20º.- FORMA DE DELIBERAR Y ADOPTAR ACUERDOS.-
El Patronato quedará válidamente constituido cuando concurran la mitad más uno de sus miembros, siempre que se encuentran presentes al menos tres de ellos y, en todo caso, el Presidente y el Secretario o quienes les sustituyan según los Estatutos. No obstante, cuando por circunstancias imprevistas el número de miembros del Patronato sea inferior a tres, éstos podrán llevar a cabo las actuaciones que sean imprescindibles para los intereses de la fundación y las que sean necesarias par cubrir las vacantes a la mayor brevedad posible.
Salvo los casos en que los presentes Estatutos exijan mayoría cualificada, los acuerdos se adoptarán por mayoría simple.
De todas las reuniones deberá levantarse acta por el Secretario, que deberá ser aprobada por los asistentes al término de la reunión y se transcribirá en el correspondiente Libro de Actas, donde será firmada por el Secretario con el visto bueno del Presidente.

ARTÍCULO 21º.- OBLIGACIONES DEL PATRONATO.-
Corresponde al Patronato cumplir los fines fundacionales y administrar los bienes y derechos de la Fundación, manteniendo plenamente el rendimiento y utilidad de los mismos. Su actuación deberá tener en cuenta la voluntad del fundador, expresada en los Estatutos y, en todo caso, actuará conforme a lo dispuesto en la legislación vigente, considerando “no puesta” cualquier disposición estatutaria contraria a la misma.
El Patronato deberá dar publicidad de las actividades de la Fundación con el fin de que sean conocidas por sus eventuales beneficiarios e interesados.

ARTÍCULO 22º.- OBLIGACIONES Y RESPONSABILIDAD DE LOS PATRONOS.-

Los Patronos están obligados a concurrir a las reuniones a las que sean convocados y desempeñarán el cargo con la diligencia de un representante leal, teniendo en cuenta en sus actuaciones lo dispuesto en la normativa vigente y en los presentes Estatutos y procurando en todo momento el eficaz cumplimiento de las obligaciones del Patronato.
Responderán solidariamente frente a la Fundación de los daños y perjuicios que causen por actos contrarios a la Ley o a los Estatutos o por los realizados sin la diligencia con la que deben desempeñar el cargo. Quedarán exentos de responsabilidad los patronos que hayan votado en contra del acuerdo y quienes prueben que, no habiendo intervenido en su adopción y ejecución, desconocían su existencia o, conociéndola, hicieron todo lo conveniente para evitar el daño o, al menos, se opusieron expresamente al acuerdo.
La acción de responsabilidad se entablará conforme a las reglas previstas en el artículo 17 de la Ley 50/2002 de 26 de diciembre de Fundaciones.

ARTICULO 23º.- CARÁCTER GRATUITO DEL CARGO DE PATRONO.-
Los miembros del Patronato, no podrán, en ningún caso, percibir retribuciones por el desempeño de su función, pero tendrán derecho a ser reembolsados, de los gastos debidamente justificados que el ejercicio de sus cargos les ocasione, dentro de los límites previstos por la Ley.

ARTÍCULO 24º.- ADMINISTRADOR DE LA FUNDACIÓN.-
El Patronato podrá contratar un administrador (que podrá ser una persona física o jurídica), para el ejercicio de las funciones que se indican a continuación, de acuerdo con las normas e instrucciones que al respecto establezca el Patronato.
a) Llevar la contabilidad de la Fundación y formular los proyectos de memorias, presupuestos y cuentas anuales.
b) Cumplimiento formal de las obligaciones fiscales y tributarias de la misma.
c) Asesorar al Patronato sobre cuestiones jurídicas, económicas o fiscales que puedan afectar a la Fundación.
d) Cumplimentar los actos de ejecución del Patronato que le sean encargados por el miembro del Patronato que en cada caso sea responsable de la ejecución de los mismos.
e) Formular al Patronato las propuestas de todo tipo que considere convenientes para la buena marcha de la Fundación.
f) Cualquier otra que el Patronato le encomiende.

TÍTULO TERCERO

ARTÍCULO 25º.- DOTACIÓN DE LA FUNDACIÓN.-
La dotación de la Fundación estará integrada por los bienes y derechos que constan como tales en la escritura de constitución
a) Una dotación económica de OCHENTA MIL euros
b) Una casa solariega, dotada de todo su mobiliario, con una superficie de solar de unos 1.000 m2. y una superficie construida de unos 200m2. y valorada en CIENTO CINCUENTA MIL euros.
c) Un órgano de estudio y otros instrumentos así como una extensa biblioteca sobre temas musicales y valorados en CIEN MIL euros.
Esta dotación inicial se incrementará:
1).- Con los bienes y derechos e inversiones financieras que durante la existencia de la Fundación se aporten en tal concepto por los Fundadores o por terceras personas.
2).- Con los bienes y derechos que se afecten con carácter permanente a los fines fundacionales mediante acuerdo adoptado por dos tercios de los miembros del Patronato.
3).- Con las inversiones realizadas con subvenciones de capital, públicas o privadas.
4).- Con las donaciones que consistan en aportaciones dinerarias, en los casos en que así lo indique expresamente quién efectúe las donaciones.

En todos estos supuestos, el Patronato realizará las actuaciones necesarias para formalizar los incrementos de dotación en la forma prevista en las normas reguladoras de las fundaciones de competencia de la Comunidad de Castilla y León.

ARTÍCULO 26º.- PATRIMONIO DE LA FUNDACIÓN.-
El Patrimonio de la Fundación está constituido por los bienes y derechos que forman la dotación fundacional inicial y toda clase de bienes y derechos susceptibles de valoración económica que sean adquiridos por la Fundación.
Todos los bienes y derechos de la Fundación deberán figurar a su nombre en todos los Registros en que se consten; se incluirán en el inventario de la Fundación y se inscribirán en el Registro de Fundaciones.

ARTÍCULO 27º.- ENAJENACIÓN O GRAVAMEN DE LOS BIENES DE LA FUNDACIÓN.-
Cuando se acredite la conveniencia para los intereses de la Fundación, el Patronato podrá acordar, por mayoría de dos tercios, la enajenación de los bienes y derechos que constituyen el patrimonio de la misma, o el establecimiento de cargas y gravámenes sobre los mismos.
La enajenación deberá llevarse a cabo mediante procedimientos que garanticen la concurrencia pública y la imparcialidad, salvo en aquellos casos en que la circunstancias determinen la conveniencia de utilizar otros sistemas.
Será necesaria la autorización previa del Protectorado para enajenar bienes o derechos que formen parte de la dotación fundacional o estén vinculados directamente al cumplimiento de los fines, o su valor sea superior al 20% del valor total del grupo de bienes o derechos de la Fundación de la misma naturaleza que los que se pretende enajenar; así como para establecer cargas o gravámenes sobre bienes o derechos en que concurran cualquiera de las circunstancias citadas.
El precio que se obtenga por la enajenación de los bienes y derechos que formen parte de la dotación fundacional, también tendrán la consideración de dotación fundacional.
La transmisión de bienes o derechos de la Fundación en los supuestos en que no es necesaria la previa autorización del Protectorado se comunicará de forma detallada al mismo.
Las enajenaciones y gravámenes deberán inscribirse en el registro de Fundaciones de Castilla y León y se reflejarán en el inventario y en las cuentas anuales de la Fundación.

ARTÍCULO 28º.- FINANCIACIÓN DE LAS ACTIVIDADES.-
El desarrollo de las actividades de la Fundación se financiará con los recursos que provengan del rendimiento de su Patrimonio y con las ayudas, subvenciones y donaciones, públicas o privadas, que reciba.

ARTÍCULO 29º.- RÉGIMEN FINANCIERO Y CONTABLE.-
La gestión económico-financiera de la Fundación se regirá por los principios y criterios establecidos con carácter general.
Llevará los libros de contabilidad exigidos por la normativa aplicable y aquellos otros que se consideren necesarios par el buen desarrollo y control de las actividades. Todos ellos deberán ser debidamente legalizados.
El ejercicio económico coincidirá con el año natural.
En los tres últimos meses de cada ejercicio, el Patronato establecerá el presupuesto de gastos e ingresos previstos para el ejercicio siguiente, remitiendo un ejemplar al Protectorado para constancia en el mismo.
En los cuatro meses siguientes al cierre de cada ejercicio y siguiendo los modelos, normas y criterios establecidos en la adaptación sectorial el Plan General de Contabilidad para las entidades sin fines lucrativos, el Patronato deberá elaborar y aprobar los siguientes documentos:
a).- Inventario patrimonial de la Fundación.
b).- Balance de situación.
c).- Cuenta de resultados, en los que conste de forma cierta la situación económica, financiera y patrimonial de la Fundación.
d).- Memoria, en la que se incluirá información sobre las actividades llevadas a cabo durante el ejercicio para el cumplimiento de los fines, las variaciones patrimoniales habidas, los cambios en el órgano de Gobierno de la Fundación, el grado de cumplimiento del presupuesto aprobado, el cumplimiento de los fines fundacionales y de la aplicación de recursos a los mismos, e información detallada de los importes consignados en las diferentes partidas.
Dichos documentos deberán remitirse al protectorado con anterioridad al treinta de junio del ejercicio siguiente, en duplicado ejemplar.

TÍTULO CUARTO

ARTÍCULO 30º.- MODIFICACIÓN DE LOS ESTATUTOS.-
Para adoptar el acuerdo de modificación de los Estatutos, en los casos en que proceda tal modificación, será necesario el voto favorable de, al menos, dos tercios de los miembros del Patronato.
El nuevo texto de los Estatutos deberá formalizarse en escritura pública y se remitirá inmediatamente al protectorado, a los efectos previstos en la Ley e inscripción en el Registro de Fundaciones de Castilla y León.

ARTÍCULO 31º.- FUSIÓN DE LA FUNDACIÓN.-
1.- El Patronato, por mayoría de dos tercios, puede acordar la absorción de otra u otras fundaciones siempre que sea conveniente a sus intereses y no queden desnaturalizados los fines fundacionales.
El acuerdo de absorción debe comunicarse inmediatamente al Protectorado, informando sobre las condiciones convenidas y acompañando, en su caso, el texto de las modificaciones de los Estatutos que implicaría la absorción.
Si el Protectorado no se opone en la forma prevista en la Ley, podrán llevarse a cabo las actuaciones necesarias, remitiendo al citado órgano administrativo las correspondientes escrituras públicas para conocimiento del mismo e inscripción en el Registro de Fundaciones de Castilla y León.
2.- Cuando las circunstancias lo aconsejen, el Patronato podrá acordar la fusión de la fundación con otra u otras que persigan fines fundacionales análogos, debiendo procurar que se asuman por parte de la entidad resultante el máximo de los objetivos de la fundación que sea posible.
Los acuerdos de fusión se adoptarán por mayoría de dos tercios y deberán comunicarse al Patronato de forma inmediata, acompañando el texto de lo convenido entre los Patronatos de las Fundaciones afectadas y una exposición razonada de las circunstancias que concurren.
Si el protectorado no se opone en la forma prevista en la Ley, podrán llevarse a cabo las actuaciones necesarias, remitiendo al citado órgano administrativo la correspondiente escritura pública, para conocimiento del mismo e inscripción en el Registro de Fundaciones de Castilla y León.

ARTÍCULO 32º.- EXTINCIÓN.-
La Fundación se extinguirá por las causas previstas en la legislación de aplicación general en materia de Fundaciones.
En los supuestos que la extinción requiera acuerdo del Patronato, este deberá ser adoptado por el voto favorable de al menos dos tercios del total de sus miembros, y se someterá a la ratificación por el Protectorado.
Ratificado el acuerdo, se formalizará en escritura pública, que deberá remitirse al Protectorado para su conocimiento e inscripción en el Registro de Fundaciones de Castilla y León.

ARTÍCULO 33º.- LIQUIDACIÓN.-
En los casos en que proceda la liquidación de la Fundación, se efectuará por el Patronato, que deberá llevar a cabo las actuaciones previstas en la Ley de Fundaciones de Castilla y León, dando cuenta al Protectorado.
El haber que en su caso resulte de la liquidación se adjudicará a las entidades no lucrativas que determine el Patronato, previa comprobación de que tienen afectados sus bienes con carácter permanente al cumplimiento de fines de interés general, análogos a los perseguidos por la Fundación, incluso para el supuesto de su disolución.- En el caso de que las entidades designadas no reúnan los requisitos exigidos, la decisión corresponderá al Protectorado, previa petición de informe al Patronato.
Aprobadas las actuaciones de liquidación por el Patronato y efectuada la adjudicación del haber resultante de la misma, deberán comunicarse al Protectorado, acompañando la escritura pública donde conste el contenido del acta de la sesión del Patronato donde se apruebe, así como la documentación referida a la adjudicación del haber resultante. Asimismo, se acompañarán los documentos contables referidos al cierre de la contabilidad.